El aislamiento focalizado seguiría hasta el 10 de mayo. No se habilitarían las salidas de niños en el área metropolitana.

En una mecánica repetida, el presidente Alberto Fernández recibió el apoyo y el aval de los gobernadores para extender la cuarentena obligatoria para contener el coronavirus, que ya lleva 37 días. Durante la videoconferencia que mantuvo en la tarde de este viernes, el jefe de Estado no precisó a los mandatarios provinciales hasta cuándo se extenderá esta nueva fase del aislamiento social preventivo y obligatorio. Pero en el Ejecutivo dan por hecho que la cuarta fase -la cuarentena focalizada, que en rigor ya comenzó, se extenderá hasta el 10 de mayo. Los gobernadores preparan un comunicado para apoyar la prolongación del aislamiento. Es un fuerte respaldo político en medio de las presiones para flexibilizar la medida -incluida la solicitada que firmó Mauricio Macri– y en el medio de la tormenta financiera que llevó el dólar blue a su cotización récord. 

Mientras tanto, el Gobierno prepara una nueva batería de medidas económicas. Por la baja histórica del barril de petróleo, el Ejecutivo y las provincias petroleras trabajan en un precio criollo de crudo.

Ante un requerimiento del gobernador cordobés Juan Schiaretti, el Presidente adelantó que eliminarán el IVA para la importación de insumos críticos durante la pandemia

El Presidente anunciará este sábado  hasta cuándo se extenderá esta nueva etapa de la cuarentena. Aunque es algo más que un secreto a voces que proseguiría hasta el 10 de mayo, en el Ejecutivo esquivan las confirmaciones. En zonas rurales sin contagio, se levantarían las restricciones.

Desde que decretó la cuarentena el 20 de marzo, cada vez que volvió a extender la medida habló con los infectólogos y con los mandatarios provinciales antes de comunicar la continuidad del aislamiento por 15 días. El jueves ya se había reunido durante cerca de 3 horas con los especialistas, a quienes más escucha en esta crisis, con los cuales conversó la posibilidad de que hasta tres chicos puedan realizar breves salidas recreativas, acompañados por sus padres.

l tema se tocó brevemente en la reunión los gobernadores. “No está definido, es de muy difícil implementación”, dijeron muy cerca del Presidente. Los ejecutivos provinciales tienen diferentes puntos de vista. Horacio Rodríguez Larreta ya lo descartó para la Ciudad. Lo mismo había hechos semanas atrás con la posibilidad de habilitar a los runners. En la Capital no habrá lugar para la flexibilización. “Notamos una sensación de relajamiento de la gente. Solo estamos trabajando para que el take away (retiro de pedidos) en restaurantes se consolide sin que ello genere más gente en movimiento”, explicaron cerca de Larreta.

Axel Kicillof tampoco está de acuerdo con habilitar los paseos para los menores de 17. «Entiende la necesidad de los niños, pero le teme al descontrol y la irresponsabilidad de los padres», confiaron en el entorno del gobernador bonaerense. 

El Presidente compartió la preocupación que expresó el jefe de Gobierno por la ola de contagios en los geriátricos.

En tanto, Rodolfo Suarez, de Mendoza, que ya recibió el aval para el regreso de la obra privada, espera que el Gobierno le permita habilitar a sus runners. Otro radical, el jujeño Gerardo Morales, ya recibió el visto bueno para que los ciudadanos de su provincia puedan realizar ejercicio físico al aire libre y hacer trámites. Durante la videoconferencia, Morales volvió a relatar que hace 20 días que no se registran casos en su distrito.

Tras la inclusión de once nuevas actividades exceptuadas por el Gobierno a principios de la semana, comenzó formalmente la cuarentena focalizada. El jueves, el Presidente habilitó el regreso de la obra privada en San Juan, Misiones, Neuquén, Santa Cruz, Entre Ríos, Salta, La Pampa, y las mencionadas Mendoza y Jujuy y la relajación en 72 municipios de la Provincia.

Cada distrito tiene sus particularidades. Tal como explicó González García días atrás, el 95 por ciento del problema se da en los grandes centros urbanos: la Ciudad, el Gran Buenos Aires, Gran Mendoza, Gran Rosario y Gran Córdoba.

Como explicó el tucumano Juan Manzur, su provincia es la más pequeña y la más densamente poblada del país una razón que lo obliga a no flexibilizar la cuarentena, en sintonía con la Ciudad. “Hay que ir aumentando la capacidad de testeo. De lo que no hay dudas es que Argentina ha tomado la decisión correcta en el tiempo correcto y ha logrado mostrarle al mundo una cuarentena administrada que ha tenido un resultado muy positivo en la salud de todos los argentinos Apoyo desde Tucumán esta decisión de prolongar la cuarentena”, expresó el gobernador y ex ministro de Salud.

Kicillof fue el único mandatario provincial que estuvo en Olivos y fue uno de los últimos en hablar. El gobernador bonaerense explicó el funcionamiento de la «cuarentena selectiva» en la Provincia y apoyó las medidas del Ejecutivo nacional. Se refirió al faltante de insumos críticos y relató cómo fue el operativo de Aerolíneas Argentinas para traer material sanitario desde China. 

El Presidente celebró el éxito de las medidas implementadas hasta el momento. «En este tiempo cumplimos con lo planeado. Sumamos recursos y preparamos el sistema de salud», dijo el Presidente. Cerca del mandatario insisten en que la cuarentena tiene cerca de un 90 por ciento de aprobación. 

El jefe de Gobierno, otro asiduo visitante a la residencia presidencial, -atento al motín en la cárcel federal de Devoto, un detalle que no se tocó- esta vez siguió la reunión virtual desde su despacho, igual que la mayoría de los otros 22 gobernadores. También acompañaron al Presidente el jefe de Gabinete Santiago Cafiero, el ministro del Interior Eduardo “Wado” De Pedro y su par de salud, Ginés González García, y el secretario general de presidencia Julio Vitobello.

El ministro coordinador pidió a los gobernadores que sus presentaciones no fueran demasiado extensas. Expusieron por orden alfabético.

Alicia Kirchner felicitó al Presidente por los operativos de repatriación de argentinos. Fernández destacó el operativo en la localidad neuquina de Loncopué, que fue blindada después de una ola de contagios.  «Es un caso testigo», dijo al felicitar a Omar Gutiérrez.

La reunión fue más protocolar que la última. El Presidente mantiene diálogo permanente con los gobernadores. El jueves, el ministro de Economía Martín Guzmán había acordado con sus pares provinciales que se plegaran a la estrategia nacional de reestructuración de la deuda. Ahora, se llevó un cerrado apoyo político. «Es una alegría tener los gobernadores que tengo», se entusiasmó el Presidente a la hora de despedirse.

Deja un comentario