En el marco de la Semana del Parto Respetado, desde el Ministerio de Salud, resaltan la importancia de una alimentación sana y equilibrada durante el embarazo.

Los hábitos saludables en la alimentación son importantes en todas las etapas de la vida. Sin embargo, en esta, sus beneficios tendrán una repercusión positiva en la salud futura.

Las personas gestantes deben tratar de elegir alimentos nutritivos, preparaciones caseras, evitando aquellos que aportan grasas, azúcares, sal y un exceso de calorías.

El hecho de encontrarse transitando un proceso de crecimiento y desarrollo constantes, hace imprescindible una alimentación equilibrada y nutritiva, realizar actividad física moderada y a la vez una hidratación adecuada.

Por tal motivo, desde la cartera sanitaria se recomienda:

-Combinar alimentos en forma variada: lácteos descremados, cereales y legumbres, frutas y verduras, carnes, aceites y azúcares, en su justa proporción.

-Es importante comenzar el día con un desayuno, combinando lácteos, cereales, frutas.

-Consumir ocho vasos de agua segura a lo largo de todo el día y frutas y verduras de todo tipo y color, preferentemente elegir las de estación.

-Consumir lácteos (quesos, yogures, leche), fuente principal de calcio, un nutriente muy importante durante el embarazo.

-Evitar tomar té, mate cocido, café, gaseosas, durante o inmediatamente después de las comidas, porque dificultan la absorción del hierro presente en los alimentos de origen vegetal.

-No consumir alcohol, ni fumar.

-No automedicarse.

-Consumir una porción de carnes rojas o blancas una vez al día. En caso de no hacerlo, se las puede reemplazar combinando legumbres y cereales acompañadas por una fruta cítrica como postre, para mejorar el aprovechamiento del hierro.

El ácido fólico, el hierro y el calcio son nutrientes esenciales para el buen desarrollo y crecimiento del bebé durante la gestación ya que durante el embarazo puede ser difícil cubrir la cuota diaria necesaria, incluso con una buena alimentación, es habitual que se recete un suplemento en forma de pastillas.

Asimismo, se aconseja realizar actividades físicas moderadas y elongación, siempre y cuando no existan molestias o dolores. Estas actividades beneficiarán el estado físico general, favorecerá la buena postura y ayudarán a relajar y disminuir tensiones y preocupaciones.

Deja un comentario