Desde el INBIRS, cuatro investigadoras del instituto dependiente del Conicet y la Universidad de Buenos Aires abrieron una convocatoria a convalecientes del coronavirus para proyectos que ayuden a conocer, prevenir y combatir al virus. La importancia de contar con un biobanco para analizar cuando acabe la emergencia.

El Instituto de Investigaciones Biomédicas en Retrovirus y SIDA (INBIRS), que depende del Conicet y de la Universidad de Buenos Aires (UBA) realiza una convocatoria a personas que hayan tenido COVID-19 a ser parte del futuro de la ciencia del país.

Es que con una muestra de su sangre que será destinada al BioBanco de Enfermedades Infecciosas (BBEI) y puesta a disposición de la comunidad científica para proyectos de investigación pueden ayudar a conocer, prevenir y combatir al nuevo virus que tiene en vilo a la humanidad.

La doctora Gabriela Turk es una de las investigadoras que integra el equipo a cargo de esta iniciativa junto con las doctoras Natalia Laufer y María Florencia Quiroga y la magister Yésica Longueira, explicó que “el instituto se focaliza en el diagnóstico y monitoreo de HIV/sida y de otros virus que afectan a la salud humana y en el contexto de la pandemia, dado que cuenta con la infraestructura para hacerlo, se puso a disposición para realizar diagnóstico de coronavirus”.

“El siguiente paso tratando de aportar herramientas, y aprovechando que tenemos un biobanco de enfermedades infecciosas estable, que recluta, procesa y almacena muestras humanas de distintos tejidos, fue convocar a personas recuperadas de COVID-19 para que aporten una muestra de sangre”, detalló la investigadora, quien destacó que “el banco es amplio y tiene distintas colecciones y la de coronavirus se espera que sea utilizada para futuras investigaciones”.

Y tras aclarar que “el biobanco no es un proyecto de investigación” y que “no hay por el momento un estudio en marcha al cual se destinarán”, Turk destacó que “las muestras estarán listas, almacenadas y a disposición cuando un grupo de investigación público o privado las solicite”.

El biobanco es confidencial, gratuito y sin fines de lucro. Y si bien no está relacionado con los proyectos de otras instituciones que están recolectando plasma de pacientes para tratar a personas enfermas, la investigadora la investigadora postuló que “tampoco son excluyentes: una persona que dona plasma puede donar sangre también para el biobanco; la muestra es muy pequeña”.

– ¿Por qué es importante contar con un biobanco de COVID-19?

– La importancia radica en tener almacenadas estas muestras bajo criterios de gestión y de calidad, que se ponen a disposición de futuros proyectos o emprendimientos.

Particularmente en la pandemia de COVID-19 esto es una herramienta única, que no existe en la Argentina y será esencial para futuros desarrollos, por ejemplo, el estudio de marcadores de progresión de la enfermedad, la creación de un kit diagnóstico o un blanco terapéutico. Y dado que las muestras están gestionadas en el marco de las normas de trabajo del biobanco cuentan con una calidad garantizada que no siempre se puede dar en el contexto de investigaciones científicas.

Además, todas las muestras que se guardan se lo hace asociadas a los datos clínicos, lo cual enriquece el futuro desarrollo.

Cómo colaborar

Las personas interesadas en aportar al biobanco de COVID-19 deberán contactarse con el INBIRS, donde les brindarán la información para coordinar la visita, tomando todas las medidas sanitarias para que puedan asistir de manera segura, incluyendo elementos y permisos necesarios para respetar las normas de circulación vigentes.

Las vías de comunicación son el Instagram y Facebook del biobanco (@biobancoinfecciosas / BiobancodeEnfermedadesInfeciosas), el mail [email protected] y por whatsapp al +5411-2648-7664.

Deja un comentario