La ópera prima de Dominga Sotomayor, una de las voces más personales del cine chileno contemporáneo, transcurre casi íntegramente dentro de un auto durante un viaje hacia el norte del país vecino. A lo largo de ese fin de semana surgirán conflictos en la pareja protagónica, mientras que los dos hijos pequeños disfrutan la experiencia sin saber que quizás se trate del último tiempo compartido como familia.

Deja un comentario