El Gobierno dispuso otorgar un plus salarial de $5000 para los trabajadores de la salud durante los meses de abril, mayo, junio y julio, a través de un decreto publicado este jueves por el Poder Ejecutivo.

La medida apunta a sostener el presentismo del sector frente a la intensa demanda de servicios de salud que exigirá la pandemia.

«En la situación actual resulta necesaria la adopción de medidas que estimulen la labor que deben desarrollar los trabajadores y las trabajadoras en relación de dependencia que presten servicios en centros asistenciales de salud en el sector público, privado y de la seguridad social», fundamenta el decreto 315 difundido ayer.

El gobierno venía evaluado pagar un plus salarial a los trabajadores estatales que le están «poniendo el cuerpo» a la situación de emergencia. Es decir, a los trabajadores de la sanidad, los efectivos de las fuerzas de seguridad y los uniformados del Ministerio de Defensa. La primera medida, en ese sentido, apuntó a los trabajadores de la salud.

En las últimas horas había trascendido que el Gobierno analizaba un plus extraordinario a unos 750.000 trabajadores del sistema sanitario (médicos, enfermeros y personal), y que buscaba tomar medidas para fomentar el presentismo en los centros de salud.

Ahora se prevé extender el beneficio también para los uniformados que están desempeñando tareas de control y logística en la vía pública y en las fronteras y que vienen redoblando esfuerzos para hacer cumplir la cuarentena.

Deja un comentario