Formosa y Corrientes: Río Pilcomayo, Iberá y Mburucuyá

En las zonas inundables hay esteros, cañadas y lagunas, con vegetación flotante y palustre como el huajó, el pirí y el camalote.

En las zonas inundables hay esteros, cañadas y lagunas, con vegetación flotante y palustre como el huajó, el pirí y el camalote.

Parque Nacional Río Pilcomayo

Se encuentra en el norte de Formosa limitando con Paraguay, a 60 kilómetros de Clorinda y a 140 de la capital provincial. Tiene 51.889 hectáreas y la localidad más próxima es Laguna Blanca.

Cuenta con senderos pedestres autoguiados con cartelería interpretativa y un sendero vehicular de 16 kilómetros. Hay un mirador al Estero Catalina, un observatorio de aves del Bañado Pirity y otro al Río Pilcomayo. Tiene un área de acampe con sanitarios y luz eléctrica aunque sin agua potable. Se permiten embarcaciones sin motor, previo aviso al guardaparque. Imprescindible: llevar agua para consumo, repelente y protección para el sol. No se puede alimentar a los peces en la laguna, más en verano, que hay pirañas.

Clima


La temperatura media anual es de 23°C, con máximas superiores a los 40°C en verano y, ocasionalmente, mínimas bajo cero en invierno.

El paisaje característico es un extenso pastizal con palmares de caranday e isletas de monte, inmersos en él.

El paisaje característico es un extenso pastizal con palmares de caranday e isletas de monte, inmersos en él.

Flora


Aquí se alternan sitios bajos inundables en los cuales hay esteros, cañadas y lagunas, con su característica vegetación flotante y palustre como el huajó, el pirí y el camalote; también hay selva en galería en los albardones del río Pilcomayo.

El paisaje característico es un extenso pastizal con palmares de caranday (Copernicia alba) e isletas de monte, inmersos en él. El monte es tupido y presenta árboles de madera dura como el lapacho, el quebracho colorado chaqueño, el algarrobo y el guayacán.

Fauna


Incluye a dos especies de yacarés, la boa curiyú, el mono carayá, murciélagos pescadores, carpincho, aguara popé, coatí, tapir, puma, zorro de monte, lobito de río, ocelote y otras figuritas difíciles como el tapir, el aguará guazú y el oso hormiguero grande.

Río Pilcomayo

En cuanto a las aves, de las 324 especies que hay en el Parque, un 25% se vinculan estrictamente a humedales. Si sumamos 85 especies de mamíferos, 42 de reptiles, cantidad y variedad de peces (más de 40 especies), y de anfibios (más de 30 especies detectadas), queda claro que este Parque es uno de los más ricos del país.

Parque Nacional Iberá


La amplitud del Iberá (más de 180.000 hectáreas) tiene tres portales de entrada.

La amplitud del Iberá (más de 180.000 hectáreas) tiene tres portales de entrada.

Iberá es uno de los grandes humedales de agua dulce del planeta. El ecosistema sustenta una fabulosa vida silvestre que incluye más de 360 especies de aves. Las tierras correntinas que lo conforman (183.000 hectáreas en la ecorregión de los Esteros del Iberá) fueron cedidas por Conservation Land Trust y Fundación Flora y Fauna a través de un proceso gradual de donación a Parques Nacionales que culminó en 2018.

Debido a su gran amplitud, cuenta con tres entradas: Portal Cambyretá (a 15 kilómetros de la ciudad de Ituzaingó y luego 29 de ripio); Portal San Nicolás (desde la ciudad de San Miguel son  27 kilómetros de camino de arena y tierra; y el Portal Laguna Iberá, próximo al pueblo Colonia Carlos Pellegrini (el camino en mejor estado). Tener en cuenta que en los portales no hay internet y la señal de celular es baja.

Los carpinchos forman parte del típico paisaje de Iberá.

Los carpinchos forman parte del típico paisaje de Iberá.

El Portal Cambyretá tiene área de acampe, quinchos con parrillas y baños con duchas, pero no hay proveeduría. Se pueden recorrer los senderos a pie, en bicicleta y/o en vehículo y realizar avistaje de aves.

El Portal San Nicolás cuenta con camping, quinchos, parrillas y baños, tres senderos pedestres, uno vehicular y otro para bicicletas. Se puede recorrer el arroyo Carambola en kayaks o canoa.

El Portal Laguna Iberá ofrece paseos en lancha y kayak, senderismo, cabalgatas, travesías en bicicleta, paseos en carro y avistaje de aves.

Los guacamayos silvestres dan un color único a la fauna de los esteros.

Los guacamayos silvestres dan un color único a la fauna de los esteros.

Clima


Prevalece el clima subtropical húmedo, con veranos muy calurosos y abundantes lluvias.

Fauna


El área protegida alberga una enorme diversidad de vida silvestre, incluyendo especies con un frágil estado de conservación como el ciervo de los pantanos, el venado de las pampas y el aguará guazú.

Iberá

Parque Nacional Mburucuyá


El yacaré puebla los esteros y a veces se anima a cruzar la ruta 86, con sus dos metros y medio de largo.

El yacaré puebla los esteros y a veces se anima a cruzar la ruta 86, con sus dos metros y medio de largo.

Está en Mburucuyá, provincia de Corrientes, y tiene una superficie de 17.086 hectáreas pertenecientes a la ecorregión de los Esteros del Iberá.

Es Parque Nacional de 2001 como resultado de la donación de un matrimonio danés, el abogado y naturalista Troels Myndel Pedersen y su esposa Nina Sinding. Neil Pedersen. El padre de Troels había comprado ese campo en 1920.

La ciudad de Mburucuyá (a dos horas en auto de Corrientes capital y sede en febrero de la Fiesta Nacional del Auténtico Chamamé Tradicional) está a 25 kilómetros del área protegida. El Centro de Visitantes se encuentra en el casco de la Estancia Santa Teresa, donde vivían los Pedersen. De allí parten varios senderos, como el Che Roga (de 4.4 kilómetros de extensión), el Yatay (de 6.6 kilómetros) y el Histórico Tapé Porá (de un kilómetro).

El Parque solo dispone de un campamento agreste, con agua potable, mesadas, fogones, sanitarios y duchas pero carece de proveeduría. La temporada más propicia para visitar el Área Protegida es desde febrero a julio.

El Parque Nacional Mburucuyá está compuesto en un 60% por agua, con esteros y más de 110 lagunas.

El Parque Nacional Mburucuyá está compuesto en un 60% por agua, con esteros y más de 110 lagunas.

Clima


La temperatura media anual es de 21°C, con máximas superiores a los 40°C en verano y ocasionales heladas en invierno. Hay unos 1.200 mm anuales de lluvia, con picos en otoño y primavera.

Flora


Llama la atención la gran cantidad de lagunas circulares que posee. Junto a ellas, hay hermosos pastizales naturales con palmares de yatay (Butia yatay). También se ven mogotes boscosos (isletas de monte en medio del pastizal) con especies paranaenses como el lapacho, el timbó, el laurel o la palmera pindó. Además, hay bosques chaqueños con quebrachos colorados, chaqueño y blanco, urunday y viraró.

En las 17.000 hectáreas de Mburucuyá están más de la mitad de las especies vegetales de la provincia.

En las 17.000 hectáreas de Mburucuyá están más de la mitad de las especies vegetales de la provincia.

Fauna


Carpinchos, zorros de monte, corzuelas, yacarés, aguará popé son algunos de los ejemplares más vistos. Pero también hay amenazados de extinción como el aguará guazú o el ciervo de los pantanos y aves como el yetapá de collar o la monjita dominicana.

Entre sus rarezas se destaca la presencia del pez pulmonado Lepidosiren paradoxa, que posee una adaptación muy poco común, la respiración aérea, que le permite sobevivir a períodos de sequía.

Y como endemismo (especies que sólo existe en ese lugar) está la ranita de Pedersen (Argenteohyla siemersi pederseni), que habita en los bosques de tipo xerófilo del parque.

Mburucuyá



Fuente: Telam