“La pandemia la tenemos y la vamos a seguir teniendo. Lo que podemos hacer es tratar de controlarla. Y eso estamos haciendo», aseguró este domingo el ministro de Salud, Ginés González García, al referirse a la situación que vive el país con respecto al avance del coronavirus. En esa línea, dijo tener la “certeza” de que Argentina “no vivirá el horror que han pasado otros países”, en referencia la cantidad de contagiados y muertes que han tenido Italia, España y Estados Unidos.

El ministro afirmó que “no estamos ni aproximados a esas situaciones” y ratificó que “el impacto de la pandemia es menor que en otros lugares, pero el impacto existe y es real”. Además, sostuvo que el objetivo del Gobierno “es manejar la pandemia y, sobre todo, los casos de coronavirus, para que ningún argentino se quede sin tener una atención correcta”.

No hay forma de que no haya casos. Lo que tenemos que lograr es que sean pocos, graduales, que no sobrepasen la capacidad de respuesta del sistema de salud y que nos permita mejorar ese sistema de atención a lo largo y ancho del país”, explicó en diálogo con el periodista Mauro Viale en América. Luego, contó que en el último mes el Gobierno entregó 1011 respiradores entre todas las provincias y adelantó que durante mayo seguirá repartiendo en todo el país. “A esta altura tenemos una capacidad de respuesta distinta», garantizó.

Con respecto a la llegada del frío, momento en el que aumentan las enfermedades respiratorias, señaló que en la actualidad “es altísimo el porcentaje de personas vacunadas contra la gripe”, luego de que el año pasado “fallecieran 31500 personas” como consecuencia del virus. En ese sentido, contó que las medidas de prevención que adoptó la ciudadanía para cuidarse del coronavirus también sirvieron para reducir el contagio de otras enfermedades respiratorias. “Todos estos cuidados también generaron que la tasa de mortalidad esté más caja que en años anteriores”, agregó.

En lo que respecta a la extensión de la cuarentena, descartó que seguirá por un tiempo más y con otro formato, pero evitó dar datos específicos sobre el tema. “Eso es potestad del Presidente”, aseguró. Sin embargo, dejó en claro que “no se puede pensar que la sociedad va a vivir en cuarentena en forma permanente y ese es un tema que desvela a nuestro gobierno”.

“Tarde o temprano va a haber que salir. Tendremos que llevar adelante el mismo cuidado que tuvimos en nuestras casas y durante este tiempo. La utilización de barbijos, la distanciamiento social y evitar ir a lugares donde pueda haber mucha gente”, explicó. El titular de la cartera de Salud también hizo referencia a que en “las ciudades donde más riesgo hay es donde menos se cumplen los protocolos”, marcando la diferencia entre los grandes conglomerados urbanos y los pueblos más chicos, donde destacó que “se cumple mejor con los cuidados”.

En referencia a la flexibilización de la cuarentena en forma paulatina, González García explicó cuál es su idea: “Debe aumentar el control y cuidado ciudadano. No aflojamos con eso. Pero debemos empezar a tener actividades sociales y productivas que son necesarias en cualquier sociedad. Con todo el cuidado y el resguardo, pero las tenemos que tener”.

En otro tramo de la entrevista, el ministro de Salud puso el foco en el problema que implica para el Gobierno la utilización del transporte público en el medio de la pandemia. “Tenemos que mirar mucho el tema del transporte. Es el gran vehículo de la pandemia. Es donde explotó, como sucedió en Estados Unidos con el subte”, indicó.

En esa línea, contó que “la mitad de la sociedad no está circulando” ya que “los chicos no van a la escuela, la gente no sale a hacer deportes y muchos están trabajando desde sus casas”. Pero mostró preocupación por la fase de la cuarentena en la que la mayoría de la gente vuelva a sus trabajos. “Cuando se abran las fábricas va a ser importante la forma en la que llegan y en la que se van los obreros. Adentro de la fábrica puede haber mucho control, pero el problema es el traslado”, afirmó.

El ministro también se refirió al regreso de las clases y dijo que será una medida que tomen “cuando crucemos la mitad del río” y destacó que “aún estamos lejos de ese momento». “Seguro no van a volver antes del invierno”, aseguró en lo que respecta a las clases y explicó que los chicos “son transmisores del virus” por lo que si lo distribuyen en sus casas y en el mismo colegio “el mecanismo de expansión será brutal”.

FUENTE: INFOBAE

Deja un comentario