El bien común por sobre todas las cosas, he ahí la cuestión planteada por la Junta Superior.

El impacto es tremendo, Occidente intenta descifrar la caja negra de las decisiones más adecuadas. El avión vino de Asia, los aviones, mejor dicho. Sí, fueron muchos, la mayoría fueron a Italia y a otros países de Europa. Pero también se dirigieron a New York, y fueron demasiados…

Entonces, ¿cómo descifrar la caja negra? Algunos intentan traducir los mensajes con códigos ultrasecretos de la OMZ. ¿Es suficiente? Parece que en parte sí, uno de los mensajes dice: «hacer cuarentena les salvará la vida» .


Sin embargo, quedan mensajes por descifrar, el sistema de códigos de la OMZ no alcanza para desencriptarla. Entonces, la Junta Superior decide utilizar el lenguaje O para ver si hay otros mensajes…

Es así que la verdad es revelada, pero ya no desde la traducción de la OMZ, sino desde el este del este de Occidente; y es el mensaje que no había sido leído antes que aparece: «cuidado, el virus también puede estar en el aire, sobre todo en espacios cerrados».

Una discordia ideológica comenzó a propagarse, las medidas de protección debían repensarse. El presidente de la Junta Superior, también conocido como Ícaro anuncia sin protección alguna que, la cuarentena debe prolongarse…

Todos se preguntan porqué no usa protección, ¿se quiere contagiar? ¿El poder de la Junta Superior le da inmunidad viral? ¿Ícaro se infla de omnipotencia? Algunos especialistas en descifrar cajas negras le dicen a Ícaro que haga obligatorio el uso de máscaras protectoras para todos.

Ícaro está cansado, ya es casi medianoche, y entonces se va a domir…

Son las cuatro de la mañana, Ícaro se despierta por un calor intenso que lo hace transpirar. Decide tomarse la temperatura porque intuye que tiene fiebre. Se coloca el termómetro debajo del brazo, y mientras espera: siente miedo. El termómetro suena indicando que el proceso de toma de temperatura ha terminado: 39°C.



Deja un comentario