Río Negro sigue adelante con su política de prevención para evitar nuevos contagios, con una amplia tarea de testeos para detectar casos de COVID-19 entre los contactos estrechos de personas enfermas.

En San Carlos de Bariloche e Ingeniero Jacobacci, particularmente se testeó a todos los contactos estrechos, con y sin síntomas, de manera de poder aislar e internar rápidamente a los positivos y así evitar la propagación viral. La suma de casos descartados en toda la provincia en el último día asciende a 77, debido al gran trabajo de los equipos epidemiológicos.

En San Carlos de Bariloche se realizaron este lunes 34 hisopados (de los cuales se descartaron 33) y en Ingeniero Jacobacci se realizaron 21 (todos descartados). Asimismo, se descartaron 9 en Cipolletti, 4 en General Roca, 4 en Viedma, 2 en Chimpay, 2 en Luis Beltrán y 1 en Maquinchao. Por esta intensa pesquisa, se detectaron dos nuevos casos positivos (1 en Bariloche y 1 en Ingeniero Huergo).

Particularmente en San Carlos de Bariloche se desplegó un intenso operativo en distintos barrios, centrado en núcleos específicos de la población relacionados con los casos detectados en los últimos días, de manera tal de salir a buscar nuevos positivos si los hubiera, para aislarlos y actuar en consecuencia. La tarea se focaliza sobre los contactos estrechos de los positivos. De esta manera, no se espera la llegada de los casos al sistema de salud, sino que se sale a atacar el problema con mayor cantidad de testeos.

En Ingeniero Jacobacci se realizó una tarea similar con los contactos estrechos de los dos pacientes detectados el pasado sábado, los primeros en esa localidad.

En el resto de las ciudades rionegrinas se sigue manteniendo un alto nivel de testeos diarios con una definición de caso muy sensible, es decir, que al menor síntoma se aborda al paciente como caso sospechoso. La fiebre es tenida en cuenta como uno más de los síntomas. De esta manera, si alguien tiene dolor de garganta o tos se procede al hisopado aunque no tenga fiebre, para detectar o descartar un posible caso de coronavirus. Se trata de una decisión estrictamente epidemiológica para elevar el nivel de prevención.

Por otra parte, en Río Negro, antes de volver a trabajar, al día 14 de su aislamiento, se testea a todo el personal de salud o que trabaja con adultos mayores y que fueron contacto estrecho con casos positivos, como una forma más de cuidar a la población.

FUENTE: RIONEGRO.GOV.AR

Deja un comentario