Las encuestas de opinión pública alertan por el deterioro económico. Y un estudio de la UBA advierte por los daños psicológicos.

Este martes se cumplen 60 días exactos del arranque de la cuarentena obligatoria en la Argentina, anunciada por el presidente Alberto Fernández desde la Quinta de Olivos. Parece una eternidad: los contagiados por coronavirus apenas llegaban a 128 y se habían registrado 3 muertes, dos números que la Ciudad de Buenos Aires sola puede superar ahora en un 24 horas. Y mientras los funcionarios debaten con epidemiólogos sobre los parámetros que regirán una nueva etapa de las restricciones, la quinta, los analistas de opinión pública monitorean otro interrogante central: ¿hasta cuándo aguanta la gente el aislamiento?

La pregunta combina distintas variables: una económica, por el impacto en el bolsillo del parate; pero también otras sociales y psicológicas, por lo que implica el encierro. Clarín analizó una media docena de encuestas, incluido un reciente estudio de la UBA, que abordaron el tema. Las respuestas no son homogéneas y hasta trazan un panorama que parece contradictorio. El encierro se padece y se avala al mismo tiempo:

– La gente, en su mayoría, sigue apoyando el aislamiento obligatorio como medida sanitaria para controlar el avance del Covid.

– El impacto económico que provoca ese encierro también crece fuerte y casi todos sienten alguna merma en sus ingresos.

– Por esta situación, hay gente que asegura que ya mismo le resulta inaguantable la cuarentena. ​Otros, muchos, señalan que podrían soportar una semana, dos, o a lo sumo un mes.

– ​​-Durante varias semanas, venía bajando el temor al contagio y crecía la preocupación por la economía. Pero en los últimos días, con la suba de casos, volvió a repuntar la preocupación por la salud y la creencia de que la pandemia se extenderá varios meses.

– Sin embargo, muchos apoyarían que se vuelva a una cuarentena total, aun cuando eso lo complique económicamente.

​Qué dicen las encuestas

​Este mes se conocieron al menos tres estudios que abordaron el tema de la duración del aislamiento. Uno nacional y dos del ámbito metropolitano, de Reale Dallatorre Consultores (RDT), Proyección, y Raúl Aragón y Federico González.

Encuesta de RDT

El sondeo de RDT, 2.180 casos en todo el país, se realizó entre el 3 y el 6 de mayo. Cuando le preguntaron a la gente cuánto más aguantaba la cuarentena en función de su «economía personal», un 27% planteó «hasta el 10 de mayo», cuestión de días. Un 25,6% «hasta fin de mes», un 20% «hasta mediados de junio» y un 27% «entre dos y tres meses» (completó un 0,4% de «no sabe»).

Encuesta de Proyección

Proyección midió en el AMBA (Capital y GBA), 1.500 casos. Y allí se ve claro el cruce de variables. Por un lado, cerca del 70% apoya ​la prolongación del aislamiento. Pero cuando se consulta hasta cuándo puede soportarlo su «economía familiar», cerca de un 20% se reparte entre «menos de una semana» y «hasta dos semanas»; y otro 20% llega «hasta un mes».

Encuesta de
Aragón & González

También en la Ciudad y el Conurbano midieron Aragón & González. Hicieron un pregunta más genérica aún. «Si la cuarentena continuara sin fecha cierta de finalización. ¿En qué momento se le tornaría realmente insoportable continuarla?». El 17,3% respondió «ahora mismo ya me resulta insoportable». Un 21,2% se estiró hasta «dentro de un mes».

Daños psicológicos y temor al contagio​

Este martes también se conoció un estudio sobre «Salud mental en cuarentena», hecho por el «Observatorio de Psicología Social Aplicada» de la Universidad de Buenos Aires. Allí comparan los resultados de un sondeo reciente, con casi dos meses de encierro, con otro que realizaron cuando las restricciones llevaban cerca de una semana. ​

​El informe enumera cinco «Aspectos clave» que sirven como resumen:

1. El impacto psicológico de la cuarentena es altamente relevante y debe considerarse junto a otros aspectos sanitarios en la implementación de la cuarentena.

2. La mayor duración de la cuarentena se correlaciona con mayor impacto psicológico negativo en casi todos los indicadores.

3. El estudio del estado de salud mental durante la cuarentena obligatoria es crítico para diseñar intervenciones psicológicas adecuadas.

4. El estudio de intervenciones psicológicas eficaces, efectivas y eficientes es una prioridad de salud mental.

5. El acceso de la población a la atención de salud mental es crucial para atenuar el impacto psicológico de la cuarentena obligatoria y prevenir sus secuelas.

Pero, como se explicó en el comienzo de la nota, esta necesidad de romper el encierro, económica y psicológica (muchos especialistas lo advirtieron, en particular para los chicos), convive con un rebrote de miedo al contagio.

Poliarquía es una de las ​consultoras que viene monitoreando el tema con conclusiones periódicas. Desde la tercera semana de abril, el porcentaje de encuestados (a nivel nacional) que creía que el coronavirus seguirá avanzando había empezado a descender. Entonces, estaba en el 57% y bajó al 49% en la medición del 1 al 7 de mayo. Sin embargo, en la semana siguiente (último registro) tocó un pico del 59%.

Encuesta de Oh Panel

Un parámetro similar viene siguiendo la consultora Oh Panel, también con un sondeo de alcance nacional. Desde que llegó el coronavirus viene preguntando «hasta cuándo cree que durará la pandemia». En marzo, cerca de un 50% se dividía entre «abril» y «julio». Ahora, más de un 60% opta por «septiembre» u «octubre».

FUENTE: CLARÍN

Deja un comentario