CAME pide el 100% de subsidio de los salarios para empresas de hasta 40 empleados, el descuento solidario de los días de alquiler por el cierre obligatorio de los locales y ampliar la moratoria por cheques rechazados.

Después de que ayer a la noche se conociera la extensión de la cuarentena por el coronavirus hasta el 10 de mayo sin cambios en los aglomerados urbanos de más de 500.000 habitantes, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa ( CAME ) dijo que, si bien las medidas adoptadas por el Gobierno hasta el momento fueron un alivio, «la agonía continuará».

De acuerdo con la entidad, las pymes necesitan más que antes «apoyo y medidas diferenciales», atentos al impacto del entramado social que implica el sostén de las micro, pequeñas y medianas empresas.

En este sentido, CAME reclamó que en el caso de empresas de hasta 40 empleados el subsidio que otorga el Gobierno para cubrir el pago de los salarios alcance al 100% de ese gasto, teniendo en cuenta que el peso de la masa salarial en una pyme representa en promedio el 37,7% de su estructura, con mucho mayor impacto que en las grandes empresas.

Otra iniciativa que propusieron es el descuento solidario de los días de alquiler por el cierre obligatorio de los locales. Según los cálculos de CAME, sólo el comercio pierde ventas por $10.500 millones en cada día de cuarentena.

Una tercera medida que impulsa es ampliar la moratoria de los cheques rechazados, entendiendo también que los municipios, las provincias y la nación le adeudan a los proveedores.

Por último, apuntaron a los bancos al decir que «todos los sectores están en jaque, mientras que el sistema financiero especula con los tiempos, la desesperación y la negativa -con insólitos requisitos- para entregar asistencia financiera».

En el mismo sentido, un informe de la Asociación de Industriales Metalúrgicos de la República Argentina ( Adimra ) sostuvo que el 56% de las empresas no pudo acceder a las líneas de créditos oficiales. Entre ellas, el 46% no cuenta con recursos propios para hacer frente a los pagos de los salarios de abril. Por otro lado, el 34% de las empresas pudieron acceder a alguna línea de créditos de bancos privados.

Actualmente, el 41% de las empresas del sector se encuentra operando, mientras que el 24% opera con dificultades. Entre los principales problemas para operar se encuentran la caída de la demanda, la dificultad para la adquisición de insumos y las dificultades para la entrega y la distribución de los productos.

Las empresas metalúrgicas poseen, en promedio, un stock equivalente a 17 días de actividad. Sin embargo, el 39% de las empresas no cuentan con stock de producción. Sumado a esto, el 36% de estas empresas no se encuentran operativas.

Deja un comentario