Estiman que 4 millones de personas son trabajadores del «día a día» a los que la cuarentena por el coronavirus les pega directamente en el bolsillo: un pintor, una profesora particular, un taxista, un peluquero, una comerciante, una niñera o un parquero. Los que hacen changas y los trabajadores independientes.

Habitan una franja que no cobra un salario público ni privado pero, tampoco, recibe asistencias directa del Estado a través de la AUH, pensiones o programas de empleo. Entran en la categoría genérica de independientes.

Alberto Fernández anunciará este lunes medidas «de alivio» para ese sector. Una de ellas será, una suma fija durante dos meses con posibilidad de prórroga si se extiende la cuarentena.

El presidente también confirmó, en una entrevista televisiva, que en las próximas horas firmará un DNU en el que establecerá la suspensión de los cortes de servicios esenciales, entre los que nombro, «luz y agua».

Son trabajadores cuentapropistas, que viven el día a día, y se ven muy afectados por las medidas de aislamiento explicaron desde el Gobierno. «La decisión es acompañarlos», puntualizó a fuente oficial.

La decisión se formalizará en las próximas horas y consistirá en un monto fijo mensual, en principio por dos meses, para los monotributistas que pagan el mínimo que además tendrían facilidades para el pago de las próximas cuotas y aquellos sectores de la economía informal que trabajan de manera autónoma y no reciben asistencia del Estado.

Deja un comentario