PAUTAS A SEGUIR DURANTE EL AISLAMIENTO

Para cuidarnos entre todos, es importante que respetemos las siguientes indicaciones:

Que todo el grupo familiar o conviviente permanezca en el domicilio todos los días.

Mantené 1 metro de distancia con otras personas.

Evitá transitar en la vía pública, salvo para hacer compras imprescindibles (alimentos, medicación y artículos de limpieza) o por cuestiones de salud.

No recibas ni hagas visitas.

Lavate frecuentemente las manos con agua y jabón o con alcohol en gel .

Si vas a toser o estornudar, cubrite nariz y boca con el pliegue interno del codo, o usá pañuelo descartable y tiralo inmediatamente en un cesto de residuos.

Ventilá adecuadamente los ambientes.

No compartas mate, vajilla ni demás objetos de uso personal.
Limpialos con agua y detergente después de cada uso.

Limpiá y desinfectá superficies y objetos de uso frecuente (mesas, mesadas, sillas y otros utilizados diariamente) de la siguiente manera:

  • Lavá con una solución de agua y detergente.
  • Enjuagá con agua limpia.
  • Desinfectá con una solución de 10 ml (2 cucharadas soperas) de lavandina de uso comercial en 1 litros de agua.

Las personas mayores de 60 años, embarazadas o quienes están dentro de los grupos de riesgo no deben convivir con quienes volvieron de zonas afectadas.

Ante la presencia de síntomas (fiebre de 38° acompañada de tos, dolor de garganta, cansancio o falta de aire), comunicate telefónicamente y de inmediato con el servicio de salud de tu jurisdicción.

Es importante cuidar especialmente a las personas mayores de 60, mujeres embarazadas y quienes tengan afecciones crónicas (enfermedad cardiovascular, diabetes y enfermedad respiratoria crónica, entre otras).

En la medida de lo posible, delegá la realización de mandados o compra de medicamentos a personas de confianza o del entorno familiar que no pertenezcan a los grupos de riesgo.

CUIDATE ES CUIDARNOS