SI ATIENDEN A PACIENTES CON INFECCIÓN PRESUNTA O CONFIRMADA POR COVID-19

Se recomienda que al manipular ropa de cama y toallas sucias de pacientes con COVID-19:

 Se lleve un ELEMENTO DE PROTECCIÓN PERSONAL apropiado antes de tocar sábanas sucias, el cual incluye guantes resistentes, mascarilla, protección ocular (gafas o careta protectora), bata de manga larga, delantal (si la bata no es impermeable) y botas o calzado cerrado.

No se lleven nunca las sábanas sucias pegadas al cuerpo y se metan en un recipiente cerrado herméticamente y claramente rotulado (por ejemplo, una bolsa o un cubo).

Si hay excrementos sólidos en las sábanas, como heces o vómitos, se quiten cuidadosamente con un objeto plano y duro y se depositen en la cuña o el inodoro/letrina correspondiente antes de meter las sábanas en el contenedor designado a tal fin. Si la letrina no se encuentra en la misma habitación que el paciente, el excremento sólido se introducirá en un cubo tapado para deshacerse del mismo en el inodoro o la letrina.

Se laven y desinfecten las sábanas a máquina con agua caliente (60-90°C) y detergente para ropa. Si no es posible lavar las sábanas a máquina, se pueden dejar en remojo en agua caliente y jabón en un barril grande, utilizando un palo para removerlas y evitando salpicar. Si no se dispone de agua caliente, se recomienda poner a remojo las sábanas en una solución de cloro al 0,05% durante unos 30 minutos. Posteriormente, las sábanas deben aclararse con agua limpia y dejarlas al sol hasta que se sequen completamente.

¿Qué EPP deben utilizar los profesionales sanitarios que realicen hisopados nasofaríngeos o bucofaríngeos en pacientes con COVID-19 presunta o confirmada?

Los profesionales sanitarios que realizan hisopados nasofaríngeos o bucofaríngeos en pacientes con COVID-19 presunta o confirmada deben estar capacitados para llevar a cabo el procedimiento y llevar una bata de manga larga limpia no estéril, una mascarilla de uso médico, protección ocular (gafas o careta protectora) y guantes. El procedimiento debe realizarse en una sala separada o de aislamiento y durante la obtención de muestras nasofaríngeas los profesionales sanitarios deben pedir a los pacientes que se cubran la boca con una mascarilla de uso médico o un pañuelo. Aunque los hisopados nasofaríngeos y bucofaríngeos pueden provocar un acceso de tos al paciente que se somete al procedimiento, actualmente no se dispone de datos que indiquen que la tos producida por la toma de muestras nasofaríngeas y bucofaríngeas incremente el riesgo de transmisión de la COVID-19 a través de aerosoles.

¿Deben ponerse sistemáticamente botas, delantales impermeables  o monos como equipo de protección personal (EPP)  los profesionales de la atención de salud  que atienden a pacientes con infección presunta o confirmada por 2019-nCoV? 

No. En las orientaciones de la OMS vigentes para el personal sanitario que atiende a los pacientes con enfermedad respiratoria aguda presunta o confirmada por el 2019-nCoV se recomienda el uso de precauciones contra la transmisión por contacto y por gotículas, además de las precauciones habituales que debe tomar siempre todo el personal de atención de salud para todos los pacientes. Por lo que respecta al EPP, entre las precauciones contra la transmisión por contacto y por gotículas se incluyen las siguientes: llevar guantes desechables para proteger las manos, batas limpias, no estériles para evitar que se contamine la ropa, mascarillas de uso médico para proteger la nariz y la boca, y protección ocular (por ejemplo, gafas o pantalla facial), antes de entrar a la sala de admisión de los pacientes con infección respiratoria aguda presunta o confirmada por 2019-nCoV. Solo se requieren mascarillas respiratorias (por ejemplo, N95) para los procedimientos que generan aerosoles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *