La marcha de los irresponsables fue duramente criticada.

Desde el jefe de Gabinete de la Nación al ministro de Salud porteño, diversos funcionarios criticaron a quienes el lunes rompieron el aislamiento obligatorio para pedir «libertad». Advirtieron que se pusieron en riesgo a sí mismos, a los otros, y «el esfuerzo de la comunidad».

La dirigencia política cuestionó la minúscula manifestación del lunes en Plaza de Mayo y la caravana en Tigre para rechazar la extensión de la cuarentena. “No estuvo bueno” porque “ponen en riesgo a todos”, dijo el jefe de gabinete Santiago Cafiero sobre las 200 personas que reclamaron “libertad” frente al Cabildo. “En términos de distanciamiento social me preocupa muchísimo”, admitió el ministro de Salud porteño Fernán Quirós, aunque consideró «entendible esa manifestación porque estamos en una situación muy compleja”. El intendente de Tigre, Julio Zamora, lamentó que vecinos de barrios privados “han puesto en riesgo el esfuerzo de la comunidad” e informó que aportó a la justicia “los elementos probatorios del rompimiento de la cuarentena”. La titular del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales, Victoria Tolosa Paz, contrastó la situación de “gente que protestaba a la salida de countries con autos importados” con “hombres y mujeres que dan la vida por el otro”, en referencia a los dirigentes de la Villa 31 que murieron por coronavirus, y propuso construir con “mirada de unidad” ya que “nadie se salva solo”. Menos diplomática, la legisladora Ofelia Fernández repudió a “estos forros en Plaza de Mayo diciendo que el virus no existe, estando a veinte minutos a pie de la (villa) 31”.

“Entendemos la angustia de la gente, estamos todos angustiados, pero no hay que perder de vista lo que hemos logrado entre todos”, dijo Cafiero a la FM Metro 95.1. El jefe de Gabinete opinó que “no estuvo bueno que se manifiesten de ese modo” y sugirió “que lo hagan sin ponerse en riesgo, ya que ponen en riesgo a todos, y justo en la ciudad de Buenos Aires, donde está radicado el mayor problema”. El gobierno va a “atender todos los reclamos pero no nos van a hacer cambiar de rumbo porque estamos convencidos de lo que estamos haciendo, porque cuidar la vida es un acto de amor”, destacó. Cafiero recordó que “se generaron muchas herramientas para sostener el empleo, el comercio y las pymes”, aclaró que “fui comerciante y entiendo la situación cuando no se factura dos o tres meses” pero insistió en que “tenemos que cuidarnos”. “¿Qué es más problemático: eso o tener un familiar enfermo o uno mismo estar internado y tener que acceder a un respirador?”, planteó.

Quirós admitió su preocupación en términos sanitarios por la aglomeración en Plaza de Mayo “porque todos estamos haciendo un esfuerzo enorme y es importante cuidarlo”, aunque intentó mostrarse comprensivo. ”Para algunas personas lo importante es cuidar su vida, para otras los problemas económicos y para otras la cuestión familiar o de amistad”, diferenció. “Cada persona tiene una mirada diferente y es función de los líderes, de los responsables, de los funcionarios, poder comprender y albergar todas esas miradas y sintetizarlas en algo que incluya las diferentes dimensiones del ser humano”, dijo. Aseguró que frente a “una manifestación de cualquier tipo” su desafío es escuchar, reflexionar y “ver cómo podemos tomar ese reclamo e incluirlo”.

El intendente de Tigre, donde hasta ayer había 92 contagiados y 6 fallecidos por covid-29, lamentó que “los vecinos tenían muchas formas de expresarse y al hacerlo de esta manera han puesto en riesgo el esfuerzo de la comunidad para que tengamos un número de infectados bajo”. “Ahora el fiscal actuante tiene que evaluar si, en el marco de la movilización, hubo un incumplimiento del aislamiento preventivo, social y obligatorio”, agregó por la AM750. ”Veía gente que protestaba a la salida de countries con autos importados y creo que tenemos que construir aún como país esa mirada de unidad, de saber que nadie de salva solo”, dijo Tolosa Paz sobre la caravana con la consigna “Una revolución pacífica en auto por nuestros derechos”, que concluyó en la Municipalidad de Tigre. Sobre la muerte de Agustín Navarro, de la Villa 31, destacó que “son hombres y mujeres que dan la vida por el otro, creen en la comunidad, en estrechar redes, son esenciales”, y reflexionó que “cuando muere Agustín o muere Ramona (Medina) es sentir que como Estado no llegamos a tiempo”.

Ofelia Fernández se expresó en Twitter. “Estos forros en la plaza de mayo diciendo que el virus no existe estando a veinte minutos a pie de la 31. ‘Prefiero morirme antes que hacerle caso a Alberto’ dice otra manifestante, como si se tratase de cómo te cae el Presidente y no de la salud de ella y su pueblo. Patéticos”, repudió.

Deja un comentario