Traemos 3 libros en forma gratuita para que tus hijxs puedan leer (o vos puedas brillar contándoselos)

Cuentos de la Selva: Este conjunto de relatos constituye uno de los libros más entrañables de nuestra literatura. Por sus páginas desfilan la historia llena de abnegación de la torguga gigante, la leyenda que explica el curioso color de las patas de los flamencos, las peripecias del loro que pierde las plumas por bromear con el temible yaguareté y otros relatos que, con humor y ternura, transmiten ese conocimiento profundo de la vida salvaje que solamente logran quienes han vivido en el corazón de la selva.

Mi nombre es Stilton, Gerónimo Stilton: Desde que he contratado a mi nueva ayudante Pinky Pick, me ha ocurrido de todo: me han obligado a pasar la Nochevieja en el Polo Norte, he recorrido kilómetros a la deriva sobre iceberg y he bailado salsa durante horas y horas…

¿Quién es Geronimo Stilton? ¡Soy yo! Soy un tipo distraído, con la cabeza en las nubes… Dirijo un periódico, pero mi verdadera pasión es escribir. ¡Aquí en Ratonia, en la Isla de los Ratones, todos mis libros son unos bestsellers! Pero ¿cómo?, ¿no los conocéis? Son esas historias cómicas, tan tiernas como un queso de bola, tan gustosas como un gorgonzola y tan entretenidas como contarle los agujeros a una loncha de gruyer… En definitiva, historias morrocotudas, ¡palabra de Geronimo Stilton!

Cuentos folklóricos de la Argentina: Los cuentos folclóricos viajan de boca en boca: no sabemos quién los contó por primera vez y tampoco conocemos el momento en que surgieron. Por eso sentimos que son de todos, al igual que diversas costumbres que forman parte de las tradiciones de nuestro pueblo: danzas, comidas características de cada región, vestimentas típicas, chistes, dichos y refranes. Por las páginas de este libro desfilan el zorro, el quirquincho, el suri y el sapo, junto con el incorregible Pedrito Urdemales. Pero también encontramos historias de reyes y princesas. Esa es la magia del cuento folclórico: al ir pasando de boca en boca, va arrastrando reminiscencias de tierras lejanas, viejas tradiciones europeas que llegaron con la lengua española y se afincaron en este suelo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *